martes, 6 de enero de 2009

VUELTA A LA RUTINA


Dentro de dos días vuelvo a lo mismo, a la rutina del día a día, a estar pendiente del reloj, a entrar a una hora y a salir a otra, a "cuadricular" mi vida... Y sí, aunque echaba en falta hasta eso, siento por otro lado un miedo, una sensación de hastío, cansancio, desánimo...

Es difícil de explicar, porque cada persona, cuando tiene un sentimiento, es la única que sabe reconocerlo.


Empecé el 2009 con una entrada optimista, pensando que todo iba a cambiar, que algo nuevo venía en camino, pero creo que vuelvo a lo mismo de siempre. A veces tiene una la impresión de que los días, las horas, los minutos... todo se repite una y otra vez. MONOTONÍA, es la palabra, monotonía e incertidumbre de no saber qué va a pasar dentro de unos meses, dentro de un año... ¿Por qué soy tan impaciente? pienso por otro lado, pero a veces la angustia puede más que yo.


Leyendo el foro que sigo a menudo he encontrado esto y voy a intentar aplicármelo:


La esperanza te da la fuerza para seguir adelante.
Cuando sientas que ya nada te importa.
Nunca, pero nunca dejes de creer en tí.
Mientras creas que puedes lograrlo, tendrás un motivo para intentarlo.
No dejes que nada ni nadie retenga tu felicidad en sus manos;
sujétala en las tuyas, para que siempre esté cerca de ti.
No midas el éxito ni el fracaso por los bienes materiales, sino por cómo te sientes;
nuestros sentimientos determinan la riqueza de nuestras vidas.
No dejes que los malos momentos te agobien; ten paciencia, y todos pasarán.
Nunca dudes en buscar ayuda; todos la necesitamos de vez en cuando.
No huyas del amor sino ve hacia el amor porque es nuestra más profunda alegría.
No esperes que lo que deseas venga a ti.
Búscalo con toda tu alma, sabiendo que la vida te encontrará a la mitad del camino.
No sientas que has perdido cuando tus planes y sueños no alcanzan a cumplir tus anhelos.
Cada vez que aprendes algo nuevo sobre ti o sobre la vida, has avanzado.
No hagas nada que disminuya tu propio respeto.
El estar satisfecho con uno mismo es esencial para estar satisfecho con la vida.
Nunca te olvides de reír ni dejes que el orgullo te impida llorar.
Cuando reí­mos y lloramos es cuando vivimos en plenitud.


¡Cuánto cuesta creerlo! Y qué complicado es a veces buscar lo bueno de las cosas...

4 comentarios:

julia dijo...

Desconozco lo que te ha llevado a sentirte a ti pero espero de verdad que superes este bache que estás pasando y vuelvas a recobrar la ilusión. Te lo deseo de corazón, un besazo enormeee

Elena dijo...

Ay,ay Encarni, supongo que la vuelta a un sitio que no sientes como tuyo y el enganchar otra vez con las opos tendrá mucho que ver con tu estado de ánimo.

Pues sólo puedo desearte un buen regreso y fuerza y ánimo para las opos;-)

Encarni dijo...

Ay chicas, qué apañadas sois las dos, de verdad!
Julia, últimamente tengo muchos altibajos. Es verdad que la rutina se agradece, como tú cuentas en tu blog; pero yo me refiero a la rutina de vida. Es como si necesitase un cambio radical, no sé, me siento estancada.

Y como bien dices, Elena, tiene bastante que ver el volver a lo mismo de todos los días, el tener que mentalizarme de que tengo que ponerme como loca a estudiar y a recuperar lo atrasado en las navidades. Pero lo peor, es que siento que no va a servir para nada...

En fin, muchas gracias a las dos y ánimo a vosotras también.

Un besazo.

Edelia dijo...

Me alegro de haber encontrado tu blog: los opositores tenemos sentimientos similares y es bueno "escuchar" los de los demás.
Sobre la rutina: todo el mundo la critica, pero yo no creo que sea tan mala: que todo siga igual significa que no ha pasado nada malo. Llámame conformista, o cobarde. Pero prefiero saber que tengo un trabajo al que volver después de las vacaciones (aunque me dé pereza volver a las clases).
Y sobre todo, prefiero saber que tengo que estudiar opos, porque eso significa que tengo una oportunidad de mejorar mi vida.
Hace un par de años, cuando ya tenía los libros y toda la ilusión del mundo, me quedé sin convocatoria y tuve que esperar otro año entero.
Aunque el camino sea difícil (sólo pensar en los 72 temas me da algo), lo importante es que hay camino.
Uiii, ¡qué rollo para ser mi primer comentario!
Te invito a mi blog: www.diariodeunanuevaprofe.blogspot.com
saludos