domingo, 7 de junio de 2009

SEGUIR VIVIENDO

Estos días están siendo muy duros para mí.
Sé que hay cosas en esta vida mucho peores, pero a veces se queda una sin fuerzas y cree que no puede seguir.
Ayer, con la desesperación que tenía, le dije a mi hermana que no se le ocurra opositar nunca. Esta mañana, con los nervios, le grité a mi madre. Suelo pagar el pato con quien no tiene culpa. Y ahí incluyo a más de una persona que es muy especial para mí, pero esta rabia acumulada es muy traicionera y me hace estar así.
Y también sé que ellos son los que de verdad van a estar ahí para todo, pase lo que pase.

Que acabe esta pesadilla pronto.

7 comentarios:

Dédalus dijo...

Ánimo con todo. Verás que puedes.

Suerte con tus oposiciones.

Encarni dijo...

Muchas gracias Dédalus. Me alegra verte por aquí. Creo que te leí alguna vez a través del blog de Lenitita. Saludos y bienvenido ;-)

Edelia dijo...

aix niña, los nervios están a flor de piel. Yo voy de llantina en llantina y ya no recuerdo cuando fue la última vez que me divertí con algo, o que algo me hizo ilusión. Pero hay que hacer un esfuerzo y hacer memoria de lo bueno y pensar en para qué estamos pasando por esto. ¡todo tiene su parte positiva!!

Silk dijo...

En na' todo terminado. :D

Buena semana!!

Encarni dijo...

Edelia, los nervios están... por todas partes!!! Yo estoy igual, además, cerca de esos días que tenemos las mujeres... todo es llorar y llorar. Sí, hay que buscar en la memoria buenos recuerdos para coger fuerzas.

Silk, eso es, No queda na'!!
¡Qué apañá eres!
Un besito y gracias. Igualmente!!

Edu Padial dijo...

ains... no me llores, que se me parte el alma.
Ya sabemos que esto es un trabajo en equipo, y al final tan tuya es la plaza como de tu familia, que son los que te apoyan siempre, a pesar de los pesares.
Llegamos al final cansados de todo, pero hay que sacar fuerzas de flaqueza y sobreponerse, que el esfuerzo merece la pena y hay que tener la sangre fria para hilar fino.
Un abrazo!

Encarni dijo...

Ay Edu! Tú eres otra de las personas que sabes perfectamente por lo que estoy pasando. Menos mal que a ti no te grito en gmail jeje. Si al final de este camino hay luz, parte del mérito es tuyo también. Mil gracias por tu paciencia y apoyo. Otro abrazo.