lunes, 2 de agosto de 2010

SEÑORA




No me empiece a contar
Señora de aquellos tiempos
Del lavadero y la cal
Hay que hacerte un Monumento
Y nadie te ha hecho na'

Tienes la gloria gana'
Dolores, Ana, Maria
Carmen, Concha o Soledad
Qué guapa estás todavía
Con tu cara escamonda'

No hace falta preguntarte
Ni tu nombre, ni tu edad
Déjame que yo le cante
A tus manos arrugas'

Hoy dedico esta entrada a mi abuela, toda una señora. A pesar de su aspecto, de sus enfermedades, de los malos ratos que pasamos debido a ellas, de las fuerzas que ya nos flaquean para cuidarla.

Por todo lo que ella ha hecho por su familia.
Por todo lo que ha pasado en la vida.
Por lo que le pueda quedar por pasar...

A sus casi 83 años sigue con nosotros. No con la calidad de vida que quisiéramos, pero ahí está.

Y nosotros seguiremos a su lado hasta que ella y el de ahí arriba quieran.

6 comentarios:

Elena dijo...

A veces la vejez es muy ingrata y hace que los últimos años de esos seres tan queridos y entrañables no sean como a ellos les gustaría, pero así es la vida. Disfruta de tu abuela tú que puedes ;)

Encarni dijo...

Así es Elena. Y no sólo la vejez, sino personas que a veces no valoran lo que una mujer como ella ha vivido y ha hecho por sus hijos y nietos.

Gracias guapa. A mí sólo me queda esta abuela. Un beso.

Edelia dijo...

Pues la mía tiene ya 89. Pienso que se está perdiendo el sentimiento de "obligación moral" de cuidarlos y respetarlos. Es muy duro, pero se lo merecen mucho más de lo que nos lo mereceremos nosotros.
Me has tocado la fibra, hoy...

Encarni dijo...

¡Vaya Edelia! Yo firmaba ahora mismo esa edad. Estoy de acuerdo contigo. Se está perdiendo todo, valores que existían antes y que ahora la gente ni se plantea. Sí que es duro, durísimo, pero como bien dices se lo merecen. Siento haberte tocado la fibra hoy, pero a veces no queda más remedio que desahogarse.

Saludos y un abrazo.

Laurita dijo...

Disfruta de su compañía mientras siga presente y cuídala mucho. Los abuelos son tan especiales..., mi abuela Ángeles falleció hace dos años y medio y la echo mucho de menos. Gracias a Dios que me queda otra abuela y mi abuelo, a quienes adoro.

Saludos.

Encarni dijo...

Hola Laurita. Bienvenida a mi blog. Eso tratamos de hacer, pero llega un punto en que la calidad de vida no es la que se merece y te da pena ver a una persona sufriendo de esa manera. Sí que son especiales. Te digo lo mismo, disfruta de tus abuelos que son únicos.

Saludos y te sigo.