miércoles, 22 de septiembre de 2010

LA LUNA Y YO


Nunca he confiado mucho en eso de que la luna, y sus fases, nos afecta (sobre todo a las mujeres), pero hoy, viendo que cambiamos de estación dentro de unas horas y que mañana viene la luna llena, creo que la teoría es cierta. Tengo un humor de perros, acumulado con el agobio que siento porque veo que las cosas no funcionan como me esperaba. Ya he cogido el primer resfriado del año y mi gargante se ha puesto en huelga. En el cole no me dan tregua, así que si sigo así, pronto hablaré como Epi de Barrio Sésamo. Sí, ya tardaba yo en quejarme, ¿no? Se nota que ha empezado el curso. Y la Escuela de Idiomas y su odioso aire acondicionado que tan bien me sienta. Y las tardes "perdidas" en corregir y hacer tarea... Y que la maravillosa amiga de rojo también está cerca.

Sí, definitivamente la luna llena me afecta.

4 comentarios:

julia dijo...

Uyyyy espero que hoy estés mejor mi niña, un besitoooo grande. A mi también me afecta muchoooooo la luna, pero muchoo mucho. Muakaaa

alma dijo...

creo q NO es la luna... es la guarrilla de rojo la q te está afectando.

queramos o no... nos pasa así.
fíjate, a mí me falta una semana y ya me está doliendo la tripa... :(

a veces necesitamos un respiro, un ratito, un momento. nadie dice q las cosas sean fáciles, pero un ratito nos falta. y luegooo... luego ya cargamos pilas.

besos


alma

Lileth dijo...

Parece que todos hemos empezado mal este curso...

Encarni dijo...

Hola a las tres. Siento responder tan tarde, pero no tengo tiempo de nada.

Julia, no sólo me afecta la luna, pero ahí vamos... poco a poco. Este año se me presenta complicado. Gracias primor.

Alma, tienes toda la razón. La "señorita de rojo" está haciendo de las suyas. Eso falta a veces: un respiro, un momento con una misma. Saludos.

Lileth, así es. El curso ha empezado movidito. ¡Ánimo a ti también!