domingo, 5 de septiembre de 2010

SEPTIEMBRE

Así es. Ya llevamos 5 días desde que empezó el mes. Ese mes que para los que trabajamos en educación, maestros y maestras, profesores y profesoras, o como los queráis llamar, significa tanto. Y es el primer domingo de este mes. Su primer fin de semana que ha pasado tan rápido. Ufff, ahora sí que pasarán los días sin apenas darnos cuenta. O no, se harán más largos esperando ese día 10 en el que le pondré cara a esa lista de nombres y apellidos. O esperando las próximas vacaciones... Bueno, todavía se pueden disfrutar de días de sol si el tiempo (que parece que cambiará en breve) nos lo permite.

En fin, esperemos que el encuentro sea tan bueno como la primera impresión que tuve al entrar al nuevo cole, al que será mi centro de trabajo (qué feo suena así) durante este curso.

Y reflexionando y echando la vista atrás me he acordado de esta canción que incluye el nombre de este mes. Me ha traído buenos recuerdos, de adolescencia, de años atrás en los ni me imaginaba que viviría situaciones como las que estoy experimentando ahora.



Hasta pronto ;)

3 comentarios:

julia dijo...

Espero que hayas empezado la semana con fuerza, un besazooo enorme y que tus niños sean muyyyy buenossssssss, muaka

Elena dijo...

Pues a mí se me presenta una semana rara porque tengo mil cosas que preparar y no las encuentro (un caos con los libros de texto que no terminamos de ubicar...) y encima nos dicen que no podremos entrar un par de días porque tienen que arreglar el patio (porque no han podido hacerlo antes, claaaaaaaro!), y que uno de esos días será el 10!!! Estamos pensando en reubicar a los niños en el comedor, desde luego...

En fin, feliz semana ;)

Encarni dijo...

Hola Julia! Bueno, los madrugones siempre cuestan un poco, jeje, pero si no hay fuerzas no se hace nada. La verdad es que hay mucho que preparar, como dice Elena, y poco tiempo para ello, pero se hace lo que se puede. ¡Muchas gracias por tus buenos deseos para mí! Besitos.

¡Vaya Elena! Uff, si es que todo lo dejan para el final. Ya he conocido más de un caso como el tuyo, con centros que no están "a punto" (si se le puede llamar así) y con los niños a la vuelta de la esquina. En mi caso tampoco es que esté todo en orden, pero bueno... para llegar de nuevas, no está mal del todo. Bueno, mucho ánimo y que todo se solucione pronto. Igualmente para ti ;)