martes, 7 de abril de 2009

ESTRÉS VACACIONAL


Sí, es triste decirlo, pero una puede llegar a estar estresada en vacaciones. Es increíble, no consigo relajarme. He aprovechado unos días desde el sábado que llegué a casa para quedar con gente a la que no veía desde hace tiempo, para intentar despejarme, pero el "deber" está ahí e impide que disfrute de esos momentos como me gustaría. Sé que tiene que haber tiempo para todo, para descansar, que es lo que debería estar haciendo, y para trabajar. Sin embargo, creo que es hora de ponerse manos a la obra otra vez y verdaderamente en serio.

En este caso necesito las vacaciones precisamente para poner todo en orden y no tener que lamentar luego. Sí, no me queda otro remedio. Me voy 3 días de casa, vuelvo al lugar de trabajo, para organizarme. Aquí no consigo hacer nada. Una especie de "retiro", espero que también espiritual, que ojalá me sirva para sentirme bien conmigo misma y aprovechar para hacer todo lo que aquí no estoy consiguiendo hacer.

Os dejo un vídeo que he encontrado por casualidad buscando la canción que lo acompaña, que me relaja cada vez que la escucho. Lo que se dice en él también me ha venido bien. Espero que os guste:



A veces ser feliz no es tan complicado, no es conseguir aquello que no tenemos, sino apreciar lo que ya es nuestro.

4 comentarios:

Elena dijo...

Bonita reflexión ;-)

Pero, ¿qué has hecho? ¿Volver? Haberte llevado los apuntes contigo, pero volver en vacaciones... En fin, si lo has decidido así, será lo mejor.

¡Ánimo!

Encarni dijo...

Me alegro de que te haya gustado Elena.

No, al final creo que no me volveré. Me traje los apuntes y todo, pero aquí en mi casa, cuando nos juntamos tod@s...es difícil encontrar un rato y un lugar para "estudiar" tranquila. Y eso, unido a los nervios que manejo no ayuda.

En fin, creo que aguantaré hasta el sábado como mucho y a ver si allí aprovecho aunque sean 2 días. Un besito y gracias por los ánimos.

Edelia dijo...

lo peor de todo es eso de que no se pueden disfrutar los momentos de desconexión...Me preguntan por qué no salgo y es que, ni que saliera, no me lo pasaría bien.
¡Qué ganas de que todo acabe! pero a la vez...¡que se alargue el tiempo hasta la fecha F!un abrazo

Encarni dijo...

Estoy totalmente de acuerdo contigo Edelia. Nunca se llegan a disfrutar los momentos de "ocio" porque nuestra mente no descansa.
En fin... mucho ánimo para ti también y ojalá al final del camino todos estos malos ratos nos parezcan minucias. Otro abrazo ;-)